DIY: 3 maneras de personalizar un cojín

10/6/16



¡Qué ya está aquí el verano!

Parece que le ha costado con tantas idas y venidas. Que si frío, que si calor, ahora llueve, luego te tuestas al sol, ... Pero oficialmente ya estamos en verano porque Ribes y Casals nos ha retado, de la mano de Handbox, a hacer un diy súper fresco para el #desafioveranoribesycasals.

Como no podía ser de otra forma, yo enseguida me puse a pensar en algún proyecto deco que me inspirara ganas de verano. Y la mejor opción para darle un aire nuevo a tu casa para dar la bienvenida a una nueva temporada es cambiar la ropa del hogar. 

Así que me puse a mirar un poco las distintas telas que tenían en su tienda online tiendatelas.com y encontré un montón de telas inspiradoras. Al final me llevé a casa unas lonetas de colores muy vivos para sentir esa energía veraniega: turquesa, morado orquídea y un amarillo con una textura como de saco pero en suavecito, ideal. 

Además, para este diy utilicé: lana fina, trapillo, hilos de colores y aguja de bordar, tijeras, regla y mi pegamento textil, que sin él no soy nada. 


¡Manos a la obra!

Quería crear tres tipos diferentes de cojines, para seguir ampliando mi pequeña colección. Lo primero que hay que hacer es crear nuestros cojines. Hay que seguir este paso a paso para hacer un cojín sin cremallera, pero en lugar de cosiendo, pegando con el pegamento textil. Dejamos secar y planchamos para fijar la unión. 


Mientras se seca, vamos haciendo unos pompones con la lana fina. He elegido morado para que me combinen entre sí todos los cojines y se note que es un juego, pensados en conjunto. 


Cuando tengas hecho los 4 pompones y la tela ya esté seca y planchada, añade otra gotita de pegamento en las esquinas y une los pompones al cojín. 


Crea otro cojín con el mismo procedimiento en otro color. En esta ocasión, en lugar de pegar pompones puedes añadir algún motivo bordado. Por ejemplo, puedes hacer unas crucecitas en algún color que combine, como este hilo en color menta. 


Para el tercer cojín, quise poner un borde de otro color. Para ello, hay que hacer los dos lados del cojín por separado y luego añadir todo el borde. Simplemente pega una tira de tela de unos 5 cm de ancho a uno de los lados de la funda del cojín. Coloca encima una tira de trapillo y cierra sobre sí misma la tela.


A continuación, pega 3 lados de la otra parte del forro, introduce el cojín y cierra tu funda. 


Deja que todos los pegamentos se sequen correctamente durante unas horas para que no se te despeguen posteriormente. Introduce tus cojines y ¡Ya estás listo para disfrutar del veranito!











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este post comenta y compártelo con tus amigos :)

Post nuevo Post antiguo Home