DIY - Ramo de flores con una caja de cartón

8/4/16


Hola coquetuelos,

Hoy vengo a la carga con un nuevo #desafíocraftlover de esos que molan tanto.  En esta ocasión, las chicas de Handbox nos han retado a que hagamos un diy con cajas de cartón inspirándonos en una boda o un evento. ¿Quién mejor que Selfpackaging para este reto? Pues así surgió la idea del #desafioselfpackaging

Yo lo primero que pensé fue: si fuera mi boda, ¿qué me gustaría que fuera de Selfpackaging? Me di una vuelta por la tienda online y me quedé enamorada de todo, hay muchísimos productos específicos y te sirven para absolutamente cualquier cosa que quieras empaquetar. Pero quería que sus cajitas sirvieran para algo más que envolver, darles algún valor más emotivo. Así que merodeando por la web se me encendió la bombilla. Y en unos días ya tenía en casa unas cajitas de conos para fiestas, unas etiquetas en forma de banderines de distintos colores y unas cajitas cuadradas la mar de monas, además de cinta de doble cara para poder pegar las cajas y un packaging muy chulo, todo hay que decirlo.

Y con las cajas ya en casa, me puse manos a la obra para llevar a cabo mis ideas. La primera que os voy a enseñar es una funda para ramos porque ¿¡qué mejor forma de tener presente el diy que en el propio bouquet de la novia!?

Así pues, los materiales que hacen falta para hacerte este ramo de novia son: una caja para fiestas en forma de cono, unas tijeras, un lazo bonito y, por supuesto, un ramo de flores.


La verdad que los pasos a seguir son súper sencillos, porque las cajas de Selfapackaging vienen súper bien preparadas para que solo haya que doblarlas y personalizarlas a nuestro gusto.

Así que sólo hay que cortar la caja por la parte inferior para que puedan salir los tallos del ramo. Con cuidado de no cortar la pestaña ni la ranura de montaje. Igualmente, como no vamos a cerrar el paquete por arriba, hay que cortar las pestañas superiores. 


El segundo paso es añadir un lazo bonito con algún estampado para darle un toque personal a nuestro ramo. Aquí puedes ponerte todo lo recargada que quieras y añadir pegatinas, baker’s twine, washis, … pero ya sabéis que yo vivo con la filosofía “menos es más”.


Y, por último,  introducimos las flores del ramo (vale, me habéis pillado, no tenía un ramo de novia a mano jajaja. Así que he utilizado unas flores algo más sencillas que tenía por casa, pero el efecto de lo bonitas que quedarían unas flores preciosas lo veis ¿no?).


Y ya está listo nuestro ramo de novias con una caja de cartón de Selfpackaging. Y como este cartón es difícil que se estropee, ¡aguanta la ceremonia, las lágrima de felicidad y la fiesta hasta la madrugada!





¿Qué me decís? ¿os gusta esta idea para una boda? La verdad que es muy sencillo pero a mi me parece que es mucho más original que llevar el ramo suelto o con el típico lazo de tul y por eso lo he hecho para el #desafioselfpackaging pero también es una idea que os vale para regalar flores a alguien...

[ pss, pss, os recuerdo que ya está más cerca el día de la madre, así que no os quedéis sin vuestras cajas para fiestas en forma de cono de Selfpackaging ]





3 comentarios:

  1. Un ramo de lo más original y elegante.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. una idea muy chula... me gusta mucho... saludines

    ResponderEliminar
  3. Me gusta muchísimo!
    http://soldenochedecocrochet.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar

Si te ha gustado este post comenta y compártelo con tus amigos :)

Post nuevo Post antiguo Home