DECO DIY - ESTANTE DE MADERA Y CUERO

9/9/15

Hola coquetos, 

¡¡Por fin me he hecho un estante con cuero!! Llevaba tiempo queriendo hacerlo pero nunca me animaba porque me daba miedo que no quedara bien. Y el otro día ojeando por pinterest no dejaba de ver este tipo de estantes por todos lados y ya no pude aguantar más las ganas y me puse manos a la obra.

Pero como ya sabéis vivo de alquiler y no puedo hacer huecos en la pared, así que he hecho una versión ligera que a penas daña la pintura pero que sigue siendo muy mona y decorativa.


Lo que hace falta para hacer este estante tan sencillito es: un listón de madera (cuanto más ligera sea, mejor), lija, pintura y pincel; un poco de cuero o skay, tijeras y 2 chinchetas.


Lo primero que hay que hacer es preparar la madera. Así que comenzamos por dejar lisa la superficie con ayuda de la lija, que puede ser en esponja o en papel.

Y luego pintamos el estante de algún color que nos guste. Yo he elegido el blanco Sal de Ibiza de pinturas La Pajarita porque me parece que era un color que iba a contrastar bastante con las tiras de cuero.


Mientras esperamos que se seque la pintura creamos para sujetar el estante. Cogemos el cuero y cortamos dos tiras de unos 2 o 3 cm de ancho y 30 de largo. Estas medidas son indicativas, pues en función del tamaño de la madera y de los gustos de cada uno, se pueden hacer más largos o más estrechos.

A continuación, doblamos las tiras por la mitad, introducimos unas chinchetas y la clavamos en la pared utilizando el martillo.


Mi consejo es que primero claves una tira, luego presenta el estante para ver la distancia que quieres hasta el borde y marca dónde quieres la segunda tira. Así te aseguras que quede todo simétrico y bien colocado.

Cuando tengas las dos tiras colgadas, introduce el estante por el interior del cuero y coloca las tiras para que queden bien en vertical.


Ya tenemos listo nuestro estante, ahora sólo falta decorarlo. Yo primero probé con mi inicial y un poco de paniculata, porque se supone que nunca falla, pero no me gustó del todo el resultado, demasiado soso a mi gusto.


Así que cambié la decoración y puse una cajita de Sostrene Grenes y un cactus muy mono. Creo que al tener pequeños toques de negro y color realzan aún más el contraste entre la madera blanca y las tiras oscuras.


Y así es como queda la pared entera, con el otro estante de madera que tengo obre el radiador a modo de mesita. Me parece que ahora me tengo que replantear la decoración de abajo jajaja


Como veis es facilísimo de hacer y cuando lo quitemos sólo habrá un diminuto agujero de la chincheta. Eso sí, es un estante para cosas pequeñas, no creáis que esto os vale para colgar libros pesados o algo así.

Espero que os haya gustado este tutorial y que os animéis a hacerlo. ¿soléis atreveros con diys de decoración que sean más de bricolaje que de manualidades? A mi me gustan mucho :)

Que tengáis un buen día,



4 comentarios:

  1. Muy sencilla y decorativa. Me gusta el resultado!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Sara, esa era la intención, que quedara minimalista. Un besito!

      Eliminar

Si te ha gustado este post comenta y compártelo con tus amigos :)

Post nuevo Post antiguo Home