DIY CALENDARIO DESESTRESANTE

10/3/14


¡Muy buenos días de lunes, coquetas!

Como siempre nos cuesta levantarnos el primer día de la semana os traigo esta idea que seguro que a más de una le encanta. ¿Quién no se ha pasado unos cuantos minutos explotando burbujas cuando abre algún paquete frágil? Yo la verdad que no mucho porque las rompo a una velocidad de vértigo, y no veáis qué gusto ;) Pues en ese placer me he inspirado para hacer este DIY fácil y rápidito. Consiste en poner cada día en un burbuja y así irlas explotando a diario. ¿Te gusta la idea? Pues dale a "sigue leyendo" para aprender a hacerlo.

                               

Lo que necesitas es: un papel (del color que quieras, yo he escogido el turquesa, como no, jeje), un rotulador permanente, tijeras, pegamento de barra o celo de doble cara y, por supuesto, papel de burbujas. Yo he escogido este de burbujas gigantes, como podéis ver en la imagen, así que he hecho solo un mes; pero me queda pendiente hacer el calendario anual con las burbujas más pequeñas.

       

Lo primero que hay que hacer es contar 7 burbujas de ancho y 5 de alto (esas son las medidas para marzo, el alto dependerá del mes que estéis haciendo). Una vez que lo tengáis cortado, dadle la vuelta y empezar a dibujar los números. ¡ATENCIÓN! La foto que os enseño no está mal, hay que dibujar los números al revés y de derecha a izquierda para que os queden bien al darle la vuelta al calendario. Al principio parece difícil pero ya veréis que divertido es, te siente como un nió pequeño aprendiendo a escribir.


Cuando tengas todo los número dibujados haz algo especial para identificar los fines de semana. Yo por ejemplo he hecho círculos punteados. Otra opción sería dibujarlos con otro color, por ejemplo. Echadle imaginación que seguro que os sale algo bien chulo :)


Yo también he añadido el nombre del mes y lo he decorado igual que los fines de semana para que todo el calendario quedara más homogéneo ( y para tener unas cuantas burbujas más que explotar, para qué engañarnos )


Deja que lo que has pintado se seque unos segundos y añade pegamento a la cartulina. Da la vuelta al papel de burbujas y presiona suavemente, no vaya a ser que se te exploten antes de tiempo y se te fastidie el invento.


Añadidle una chincheta o celo de doble cara y pegadlo en el sitio que mejor os venga. Y ya está listo para ser explotado cada mañana en el momento de máxima tensión. Espero que lo disfrutéis :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este post comenta y compártelo con tus amigos :)

Post nuevo Post antiguo Home